Email Marketing: ¿Qué es una IP dedicada?
Beneficios en el Marketing de correo electrónico

Una de las claves del Email Marketing eficiente es la IP dedicada. Esta clase de direcciones pueden resolver muchos de los problemas que suelen generar las compartidas. Por eso, queremos mostrarte cómo podrían beneficiar a tu marca y también cómo saber si te conviene adquirir una para ti.


Patrocinador


Beneficio de una IP dedicada

En líneas generales los remitentes que poseen un gran volumen eventualmente optan por tener una IP propia. Y desde luego, esa dirección IP no la comparten con ninguna otra compañía. El motivo tras esa decisión son los múltiples beneficios que acarrea:

Control de entrega

Una IP dedicada permite controlar de manera mucho mejor la capacidad de entrega de los correos. En resumidas cuentas la gestión se facilita considerablemente, lo que permite invertir el tiempo en otras labores del Email Marketing.

Reputación asegurada e independiente

Tradicionalmente la reputación de una IP se debe a todas las compañías que la usan. Es decir, la acción de cada empresa que maneje la dirección tiene un peso a la hora de evaluarla. Y si alguna de ellas falla, el resultado negativo afecta a todas.

La dirección IP dedicada se conforma única y exclusivamente por tus acciones. Eso significa que si mantienes un buen perfil tus correos se entregarán siempre a los destinatarios.

Eliminación del apéndice

Al obtener una IP dedicada automáticamente se elimina el apéndice en el remitente. En consecuencia, ya no verías por ejemplo “emailer.hubspot.com” en el nombre de tu email.

Eso es algo que sí sucede con las IP compartidas, que envían correos con el nombre de una compañía. Las direcciones IP dedicadas se limitan a mostrar el correo electrónico de la marca remitente.


Patrocinador


¿Cómo se si debo conseguir uno?

Sin lugar a dudas, una IP dedicada contribuye mucho a mejorar el Email Marketing de una marca. Aun así, puede que tengas dudas de si realmente necesitas una. Estos criterios te ayudarán a tomar una decisión:

Tasa alta de envío

Una empresa que quiera una IP dedicada tiene que contar con una alta tasa de envío. Un buen promedio serían unos 100 mil correos a la semana. Si la cantidad está muy por debajo de eso, difícilmente estarías aprovechando las ventajas de este tipo de direcciones.

Vale señalar además en este apartado que tienes que comprobar el estado de tu lista de correo electrónico. Ha de estar necesariamente comprometida y basada en los permisos que el proveedor haya definido de antemano.

Baja tasa de rebote duro

El rebote duro es otro criterio fundamental. Por ley general en el Email Marketing se tiene como media un 3% de envíos irregulares. Si la tasa de tu marca está por encima de ello, no te conviene una IP dedicada.

La razón es sencilla, y es que con una tasa así necesitarías una IP compartida. Esto porque la misma sobrellevaría mucho mejor un rebote duro tan elevado. Las IP dedicadas, aunque funcionales, están optimizadas para rebotes bajos, casi despreciables.


Acerca del autor: 

Gabriela Rojas

Gabriela Rojas

Periodista, Community Manager y asesora en Marketing. Experiencia como ejecutiva en medios tradicionales, impresos y medios digitales. Consultora para jóvenes emprendedores y negocios locales en el desarrollo de sus estrategias de marketing online.

RelatedPost


Patrocinador